Sharecropping  – Cuidado con la esclavitud digital

Viví en Brasil durante 4 años.

Nada más llegar, paseando en el barrio paulistano de Jardins, fui con una amiga a un restaurante tailandés de la cadena Thai Gardens, que precisamente era española. La experiencia de comer en el restaurante de Madrid siempre fue buena, y estaba seguro de que allí en Sao Paulo repetiría.

Allí conocí a Javier, uno de los socios. El restaurante estaba precioso, disfrutamos de una cena exquisita y al final, como el restaurante no estaba muy lleno, nos quedamos charlando con Javier (cómo no, de nuestros temas preferidos: negocios y comida).

Sorprendentemente nos comentó que el restaurante, pese a ser un éxito total, tenía que cerrar.

Restaurante Thai Gardens en Sao Paulo cerrado

Restaurante Thai Gardens en Sao Paulo cerrado

Thai Gardens estaba en un local de alquiler y ahora que llegaba el período de renovación del contrato. Noticia fatídica: el propietario les subía el canon de arrendamiento x5 veces el precio que estaban pagando.

Obviamente un hecho como ese lleva a la quiebra a Thai Gardens y al mismísimo Ferrán Adriá.

El riesgo al que se expuso Javier al poner su negocio en un local de alquiler en manos de una inmobiliaria enorme es similar al riesgo que hoy ocurre en internet con el marketing de contenidos.

Y por mucho que Javier y Thai Gardens se esforzaron durante años en cuidar la propiedad, servir comida tai deliciosa todos los días y pagar puntualmente el arriendo; eso, al propietario del local (un gigante inmobiliario) le importó absolutamente nada.

¿Qué es el sharecropping?

La palabra se traduce al español como aparcería, práctica de la edad media donde el dueño alquilaba tierras a agricultores a cambio de un porcentaje de la producción de la finca.

La aparcería - el dueño alquilaba tierras a agricultores a cambio de un porcentaje de la producción de la finca

La aparcería – el dueño alquilaba tierras a agricultores a cambio de un porcentaje de la producción de la finca

Pero con una “pequeña” salvedad.

El dueño en cualquier momento podía despedir al cesionario aparcero de un día para el otro y sin ninguna explicación.

El casero tiene todo el control: Si decide deshacerse de ti o subirte las tasas, tienes pocas maneras de defenderte. Ninguna.

Esto de la aparcería, que seguro a todos nos parece abusivo (se hacía en la edad media, donde abundaban los abusos), es una práctica muy común hoy en el mundo digital.

El sharecropping o aparcería digital

El sharecropping digital es un término acuñado por Nicholas Carr en un artículo donde hablaba sobre el índice ARPU (average revenue per user) o “ingreso medio por usuario”, y comentaba el gran negocio de economía de escala que está haciendo Facebook, la empresa más grande de medios, con ya más de 2 mil millones de usuarios, que redactan contenido de una manera totalmente gratuita.

Compartir notas, comentarios, fotos y recuerdos en las redes sociales suena muy bonito, pero la realidad es que Facebook aprovecha ese esfuerzo de cada uno de sus usuarios para su propio beneficio multimillonario.

Una de las características fundamentales de la web 2.0 es la distribución de la producción en las manos de muchos y la concentración de las recompensa económica en las manos de unos pocos – Nicholas Carr

Es así y acéptalo, cada vez que creas contenido y lo compartes en las redes, estás trabajando (y gratis) para que Facebook haga dinero.

Lo mismo sucede con LinkedIn, aunque es una red social diferente, más enfocada al mundo corporativo y la búsqueda de empleo, pero basada en el mismo modelo de negocio.

Jóvenes trabajando gratis creando contenido para las redes sociales

Jóvenes trabajando gratis creando contenido para las redes sociales

Muchos de vosotros pensaréis que esto que os cuento no es nada nuevo y que, al fin y al cabo, usamos las redes sociales y creamos el contenido para ellas “gratis” porque a cambio tenemos otros servicios gratuitos, como usar la plataforma sin pagar por estar “más conectados” o poder divulgar nuestro contenido.

Pero Facebook y LinkedIn van más allá.

No me conformo con tus datos, dame también tu conocimiento

En una reciente conferencia a la que asistí en Campus Madrid, el equipo local de LinkedIn estaba promocionando Pulse Articles. Hablaban de las maravillas de tener el privilegio de poder escribir en LinkedIn tus propios artículos, cosa que antes sólo estaba permitida a grandes estrellas de la talla de Richard Branson, Jack Welch o Bill Gates.

Muchas empresas y particulares son tentados a establecer su estrategia de marketing de contenidos escribiendo en plataformas de alto tráfico como estas, ganando exposición.

Y las principales redes sociales ya están preparadas para ello.

  • Facebook con sus “Notas de Facebook”
  • LinkedIn con sus artículos en “LinkedIn Pulse”
  • Y otros sitios web especializados en publicación de artículos como Medium.

Su objetivo es: “Crea más contenido y de mejor calidad, pero, en vez de publicarlo en tu propio blog, hazlo en nuestra plataforma”.

Facebook Notes y LinkedIn Pulse te invitan a que vuelques tu conocimiento en sus redes

Facebook Notes y LinkedIn Pulse te invitan a que vuelques tu conocimiento en sus redes

Lo que no te cuentan es que vas a perder el control.

Veamos por qué:

¿Deberías publicar tus artículos en estos sitios o en tu propio blog?

La tentación de hacerlo en redes como Facebook, LinkedIn o Medium puede ser muy grande, debido al gran volumen de tráfico que mueven.

Pero piensa por un momento.

El interés ávido de las grandes empresas de internet es el tráfico. Y cada una de las plataformas hará lo imposible para que navegues en internet “dentro” de ellas y no “salgas” de navegar de dentro Facebook o LinkedIn a, por ejemplo, el sitio web de tu empresa.

Es por eso por lo que, cuando publicas contenido en las redes sociales, si el contenido que posteas es “nativo” (un comentario, una foto, subir un vídeo) las redes te dan más alcance orgánico en su algoritmo que si tu publicación contiene un enlace externo que pueda sacar al usuario de la red social a otro sitio web.

Aquí te dejo resumidos los pros y contras:

Publicar tu contenido en Notas de Facebook, LinkedIn Pulse o sitios como Medium

Pros:

  • Es “gratis”: No necesitas invertir en un dominio, infraestructura ni mantenimiento de una plataforma.
  • Escribes al lado de personajes del nivel de Richard Branson o Bill Gates.
  • Las publicaciones las verá (potencialmente) mucha gente. *

Contras:

  • Pierdes el control y la propiedad de tu conocimiento.
  • Seguidores ya no equivale a visibilidad.*
  • Se levantan un día, cambian un algoritmo, te limitan el alcance orgánico y deciden que ha llegado la hora de monetizar. Tendrás que pagar por anuncios.*
  • No puedes poner formularios de captura pidiendo teléfonos o emails para captar futuras oportunidades de negocio.
  • No sabes quiénes ni cuántos te leen (excepto por los Me Gusta y los comentarios).
  • Estás en riesgo de expulsión si te saltas una norma de publicación (que cierren tu cuenta = que cierren tu negocio).
  • Eres ignorado por el medio: apenas hay comunicación o diálogo entre negocios de tamaños tan dispares.
  • Hoy están ahí, pero mañana no sabes (recuerda a Digg o MySpace)

Publicar en tu Propio Blog

Pros:

  • No estás adherido a “términos y condiciones” de terceros.
  • Mantienes al 100% el copyright de tu contenido.
  • Decides si quieres o no quieres mostrar publicidad al lado de tu contenido.
  • Tienes control de la publicidad que aparece al lado de tu contenido.
  • Tú eres el que gana por la publicidad que puede generar tu contenido.
  • Tienes control sobre las estadísticas y la analítica de tu contenido (fuentes de tráfico, volumen, etc).
  • Puedes realizar copias de seguridad de tus contenidos de manera fácil y elegir cuáles indexar y cuáles no.

Contras:

  • Necesitas comprar un dominio + hosting.
  • Necesitas instalar y mantener un gestor de contenidos como WordPress.
  • Empiezas desde 0, verás la cruda realidad de las métricas y necesitas paciencia mientras creces.

Evita la dicotomía: No todo es blanco o negro.

Como todo en la vida, hay que aprovechar cada una de las cosas a nuestro favor.

Independientemente que el alcance orgánico en redes como Facebook y LinkedIn es cada vez más cuestionable, muchos profesionales del marketing están publicando sus artículos en estas redes de manera parcial, dejando la imagen, la introducción y dejando un link de “Continuar leyendo” apuntando hacia el blog su sitio web, donde se recupera el control.

El mismo Neil Patel aplica esta técnica en sus artículos en LinkedIn

El mismo Neil Patel aplica esta técnica en sus artículos en LinkedIn

Otros han optado por dividir las publicaciones de su empresa o proyecto: unas en estas plataformas y otras en su propio blog y comparar el alcance.

Y otros, finalmente los más tercos, siguen publicando en las redes de manera continúa publicando enlaces a links fuera de la redes sociales, con impacto orgánico nulo y siguen gastando energía y tiempo en algo que cada vez trae menos resultados.

Mi consejo

Crea activos digitales sólidos:

  • Un sitio web bien diseñado con tu propio dominio y hosting.
  • Un sistema de formularios de captura, con una lista de correo y emails que aporten valor.
  • Una reputación de marca impecable por medio del trabajo profesional bien hecho.
Un activo sólido como un sitio web profesional dará fortaleza a tu negocio

Un activo sólido como un sitio web profesional dará fortaleza a tu negocio

 

Si necesitas un sitio web bien diseñado, con tu propio dominio y hosting, con un sistema de formulario de captura, herramientas de marketing de última generación y una estrategia digital que te genere ventas, el equipo de Marketing Diez te puede ayudar.

Experimenta

Experimenta también escribir algunos artículos en estas plataformas, tanto de manera parcial como total; pero no pongas todos los huevos en la misma cesta.

Y diversificar. ¿Te suena el término marketing mix?

El marketing digital es probar, probar y probar.

Pero probar midiendo.

Aquí te dejo una de las herramientas fundamentales para medir la procedencia de los enlaces a tu sitio web: Google Analytics URL Builder.

Siempre que estés midiendo la efectividad de tus acciones, podrás tomar mejores decisiones y atribuir el éxito o fracaso de tus campañas a hechos medibles.

Y tomar 100% de responsabilidad sobre el rumbo de tu negocio, no dejándolo en las manos de terceros que tomarán decisiones sin preguntarte. Sólo quieren tu contenido, y por ende, tu trabajo, gratis.

Al igual que Javier con su restaurante, al escribir en estas plataformas, puede que ganes exposición, pero a medio y largo plazo, pierdes totalmente el control de tu negocio. Estás expuesto a que mañana cambien las cosas, de un día para otro, y sin preguntarte en absoluto cambien las condiciones y hasta te hagan cerrar tu negocio; porque recuerda: eres pequeño e insignificante.

Déjanos tu comentario:

comentarios

2017-07-09T05:37:27+00:00

About the Author:

Alejandro es Consultor y Emprendedor en Transformación Digital con más de 20 años de experiencia en entornos multinacionales, trabajando para las mayores firmas de Software, Infraestructura, Digital Signage, Consultoría IT y Gestión de Proyectos internacionales.